Inversión federal y estatal de alivio por COVID

California ha visto cantidades sin precedentes de fondos durante los últimos tres años para ayudar a las escuelas a enfrentar la creciente lista de retos generados, o exacerbados, por la pandemia.  Cerca de $40 billones en los fondos estatales y federales combinados han sido asignados a las escuelas públicas en todo el estado desde el año 2020.  A pesar de esta sustanciosa asignación, la información sobre qué dinero está disponible, y para qué puede ser utilizado, es mayormente inaccesible a las familias y los miembros de la comunidad.  Para hacer que las escuelas se hagan responsables, debemos entender las inversiones que tanto California como el gobierno de los Estados Unidos han hecho en la educación pública.

Inversiones Federales 

La mayoría de las asignaciones financieras están incluidas en varias entregas de fondos de alivio de 3 paquetes de estímulo del gobierno federal:

  1. CARES: Ley ayuda, alivio, y seguridad económica por el Coronavirus (marzo 2020)
  2. CRRSA: Ley respuesta al Coronavirus y asignaciones suplementarias de alivio (diciembre 2020)
  3. ARP: Ley Plan de Rescate Americano (marzo 2021)

La ley CARES establece casi $40 billones para los fondos de estabilización educacional, $3 billones de los cuales fueron asignados a dos fuentes principales para fondos de alivio a los estados: los fondos de Alivio Educativo de Emergencia del Gobernador (GEER), y los fondos de Alivio de Emergencia para las Escuelas Primarias y las Secundarias (ESSER).  California ha recibido más dinero que cualquier otro estado a través de múltiples pagos de los fondos ESSER y GEER

Cada pago de los fondos federales tiene su propio plazo para ser utilizado, y tiene sentido que varios de los estados están utilizando el dinero en el orden que lo recibieron.  Los estados deben distribuir el 90% de los fondos a las agencias educativas locales (LEAs) y a los distritos escolares, quienes luego deciden cómo utilizarlo.  El 10% restante es para costos operacionales de los estados para administrar los fondos a las LEAs.

La cantidad de dinero más grande es la subversión ESSER III, la cual fue establecida a través de la ley ARP y distribuida en el verano de 2021.  También es el pago que tiene los requisitos más específicos para utilizar los fondos: 20% de los fondos ESSER III deben ser reservados para remediar la pérdida de aprendizaje y $98 millones deben apoyar los esfuerzos que apoyan a los niños y a los jóvenes que experimentan la falta de hogar. 

Los fondos incluidos en las subvenciones restantes de ESSER y GEER pueden ser utilizados en una variedad de recursos, herramientas, y programas, pero el Departamento de Educación de California (CDE) estipula que deben ser utilizados para “cubrir las necesidades académicas, sociales, emocionales, y de la salud mental de los estudiantes, así como las brechas de oportunidad que existían antes, y fueron exacerbadas por, la pandemia de COVID-19,” y los fondos asignados para los estudiantes sin hogar deben ofrecer a los jóvenes “servicios comprensivos, integrales que cubran las necesidades generadas por la pandemia de COVID-19 y les permitan asistir a la escuela y participar completamente en todas las actividades escolares.”

Inversiones Estatales 

Mientras que la mayoría de los fondos han venido del gobierno federal, California también ha hecho inversiones a nivel estatal para reforzar los esfuerzos de alivio por COVID.  El paquete presupuestario estatal 2020-2021 autorizó los Fondos para la Mitigación de la Pérdida de Aprendizaje (LLMF), los cuales apropian $5.3 billones de tres diferentes fuentes de fondos para apoyar el rendimiento académico: el Fondo General del estado (GF), el Fondo de Alivio por Coronavirus (CRF), y GEER I (2020).  

Los dólares de LLMF fueron distribuidos a las LEAs y los distritos escolares para remediar la pérdida de aprendizaje, extender el tiempo de instrucción, y abordar los problemas de salud y de seguridad.  Dos años después, el presupuesto educativo 2022-2023 asignó $7.9 billones en fondos únicos hasta el año escolar 2027-2028 para la Subvención Global de Emergencia Recuperación de Aprendizaje.  Dentro de este marco, los distritos escolares y las LEAs tienen flexibilidad para utilizar estos fondos en diferentes formas, incluyendo los cambios al tiempo instructivo, el cierre de las brechas de aprendizaje, el apoyo a los alumnos, instrucción, y los servicios académicos. Se desconoce  la información específica sobre los gastos y las asignaciones, ya que los distritos escolares y las LEAs no están obligados a proporcionar la información sobre los gastos hasta julio del 2024.

Los defensores de la responsabilidad de los fondos han pedido más transparencia y reportes requeridos sobre la Subvención Global de Emergencia Recuperación de Aprendizaje.  Si ha habido cierto movimiento para asegurar que los fondos lleguen a las escuelas que sirven principalmente a los estudiantes sin duplicarlos, todavía queda un largo camino por recorrer.  Los fondos de subvención global no se reportan actualmente en la descripción general del presupuesto del plan de Responsabilidad de Control Local (LCAP) para los padres y las familias, ni se consulta a los colaboradores comunitarios sobre cómo se pueden o cómo se deben usar los fondos.  Además, tampoco hay un requisito para reportar sobre el progreso del cierre de las brechas raciales de rendimiento, a pesar de que es un objetivo principal de la Subvención Global.

A pesar de que presenciamos recientemente los descensos más significativos jamás documentados en los resultados de matemáticas, y el estudiante promedio está retrasado en lectura por una tercera parte del año escolar, el presupuesto estatal 2023-2024 incluye una reducción de $1.6 billones en la Subvención Global de Recuperación, con la intención de “posiblemente restablecer” $1.1 billones en tres pagos en futuros presupuestos.  Sobre el dinero que sobrevivió a los recortes, no hay requisitos sobre reporte de gastos hasta diciembre del 2024, cuando utilizarán un nuevo formato para los reportes (que no estará disponible hasta junio).

El presupuesto 2022-2023 también incluyó $4.1 billones para una iniciativa de cinco años dirigida a establecer y avanzar las escuelas comunitarias.  El modelo de las escuelas comunitarias enfatiza servicios integrales que se asemejan a las recomendaciones de ESSER III, incluyendo cuidado de la salud mental, citas pediátricas y otros programas sociales para los estudiantes y las familias en los  vecindarios de bajos ingresos.  Los fondos para las escuelas comunitarias, junto a la Subvención Global de Emergencia para Recuperación de Aprendizaje, dibuja las necesidades multifacéticas de los estudiantes que no solo son académicas, y nos da dirección sobre cómo se debe utilizar el dinero para poder invertir en los estudiantes que más se beneficiarían.

Utilizando Fondos de Alivio por COVID 

En medio del flujo continuo de fondos, los líderes de los distritos escolares entienden que pueden justificar numerosas inversiones al indicar que están apoyando el rendimiento académico, y por eso es muy difícil monitorear si las inversiones son efectivas.  Análisis de reportes de gastos indican que las categorías de los gastos más grandes para cada paquete ofrecen poca claridad sobre qué inversiones se están haciendo.  En nuestra próxima publicación del blog, analizaremos los datos disponibles para ver cómo los distritos escolares están utilizando realmente los fondos, y cómo hacer responsables a los líderes escolares de cerrar las brechas de rendimiento académico.

Nadia Moshtagh Razi es la Directora de Pólizas Estatales y Locales en GO Public Schools, una organización no lucrativa que amplifica el trabajo de las familias y sus defensores para promover y abogar por la educación equitativa para los estudiantes desatendidos en California.  Tiene más de una década de experiencia en la educación K-12 como maestra de inglés, literatura afroamericana, y de AVID en la preparatoria.  Nadia también fue entrenadora de instrucción equitativa, apoyando a los maestros K-8 en el área de la bahía y tiene extensa experiencia abogando por los estudiantes transexuales y de BIPOC.  Nadia es ex-becaria de pólizas docentes en Teach Plus, donde se enfocó en diversidad entre los maestros y los ambientes escolares que afirman las culturas y son anti-racistas.

PRIVACY POLICY site design by twiststudio